Curioso al menos, es el calificativo que se nos ocurre para este caso ocurrido en el ayuntamiento. Frente a todas esas voces de machistas que siempre despotrican sobre las políticas de igualdad, los hechos demuestran sus míseras argumentaciones.

En las bases para la constitución de las listas de espera, en su punto séptimo, apartado 7.5 habla en las situaciones que se puedan producir empates técnicos, se aplicara para el desempate el siguiente criterio: el criterio de infrarrepresentación de género de la plaza/categoría correspondiente.

Y esto ha servido de base para deshacer un empate por primera vez en el ayuntamiento. ¿Resultado? Pues que se han beneficiado dos hombres frente  a dos mujeres.

Hechas las comprobaciones, resulta que en el colectivo de técnicos medios socioculturales hay una proporción de más del 60% de mujeres y bajo esa premisa es por la que se ha actuado beneficiando en esa lista de espera a dos hombres.

Este insólito caso que se ha dado esperamos  que sirva al menos a callar esas voces derechonas, machistas de tasca de barrio, que siempre despotrican y despotrican contra cualquier iniciativa que se tome buscando igualdades que no existen en nuestra sociedad.

Y también conviene que desde los sindicatos repensemos el tema ya que lo que estaba pensado para romper techos de cristal, en la práctica lo que ha ocurrido es que ha beneficiado a dos personas del sexo masculino.

Desde CGT se nos ocurre, que si estas dos personas beneficiadas son llamadas a trabajar en el ayuntamiento antes de la huelga general del ocho de Marzo, día de la mujer trabajadora,  que como CGT y en consonancia con el movimiento feminista, hemos convocado, tengan la valentía de participar en ella, aunque sea por coherencia de haberse beneficiado de la lucha por la igualdad en la administración.